1 Junio, 2015

Preguntas frecuentes

Son muchas las creencias que circulan sobre la terapia psicológica. El cine, los amigos/as y la familia, la sociedad, etc. te pueden haber des-informado sobre las virtudes y defectos de hacer a psicoterapia, dejándote muy probablemente con muchas dudas al respecto.
La Sociedad Americana de Psicología publicó un artículo sobre mitos y realidades en torno a la psicoterapia, donde se mencionan algunas de estas creencias. En él se exponen y aclaran algunos de esos mitos que hacen a mucha gente dudar sobre ir o no al psicólogo o psicóloga.
Para arrojar un poco más de luz sobre este tema, en esta página te ofrezco las respuestas a muchas de esas preguntas.

¿Qué es la psicoterapia?

La literatura científica ha generado multitud de definiciones de lo que es la psicoterapia. Teniendo en cuenta que el término psicoterapia se aplica en la actualidad a prácticas muy distintas y con propósitos diversos, en este espacio vamos a escoger dos definiciones que recogen con máxima exactitud lo que es la psicoterapia.

Por un lado, Alexander lo define como una “experiencia emocional correctora”.

Por otro lado, la Federación Española de Asociaciones de Psicoterapéutas, dice que es “un tratamiento científico de naturaleza psicológica que, a partir de las manifestaciones psíquicas o físicas del malestar humano, promueve el logro de cambios o modificaciones en el comportamiento, la adaptación al entorno, la salud física o psíquica, la integración de la identidad psicológica y el bienestar de las personas o grupos tales como la pareja o la familia”.

Es decir, la psicoterapia es un tratamiento de ámbito sanitario que se lleva a cabo por parte de un profesional cualificado en psicología sanitaria, que promueve la salud física y psíquica de la persona que quiere tratar su malestar, así como la salud de su entorno.

¿Qué es un/a psicoterapeuta?

Es un profesional de la salud, principalmente psicólogo/a o médico/a, que puede abordar y tratar la salud deteriorada de las personas o los diferentes trastornos psicopatológicos. Es un profesional con formación específica en el área de la psicología sanitaria y/o clínica en una institución reconocida con programas de formación acreditados y reconocidos por el Ministerio de Salud. Los y las psicoterapeutas tienen formación específica y experiencia en la evaluación y aplicación de diversos procedimientos psicológicos científicamente validados, que ayudarán a su paciente a obtener mayor bienestar y mejorar su calidad de vida. La labor del psicólogo o psicóloga sanitaria es entender porqué se produce un problema o sufrimiento de una persona una vez realizada una evaluación completa, qué hace que esa área conflictiva persista y porqué la persona no lo puede resolver sin ayuda profesional (qué estrategias le faltan, qué estrategias utiliza de forma inadecuada, qué creencias o valores le impiden comprenderlo, etc.) y finalmente aportar soluciones que pueden cambiar esa realidad que produce malestar.

¿Es lo mismo un psicólogo o psicóloga que un psicoterapeuta?

No. Un psicólogo o psicóloga es una persona que ha estudiado psicología pero que puede haberse especializado en una rama de la psicología que no sea la sanitaria o clínica. Otras ramas de psicología son la psicología, educativa, social o del trabajo.

¿Qué es la psicoterapia breve?

La psicoterapia breve es un tipo de tratamiento psicológico eficaz, que busca dar solución al malestar de la persona tratada en un tiempo de tratamiento delimitado y, en la medida de lo posible, lo más breve posible. Esto se consigue definiendo uno o más focos sobre los que trabajar e intervenir que se establecen de forma colaborativa para mejorar la eficacia del tratamiento. La intervención se lleva a cabo a través de técnicas psicoterapéuticas que promuevan un cambio o mejora cognitiva, emocional y conductual, cuyo único objetivo es el bienestar físico, psíquico y social.

¿Puedo resolver cualquier problema con una actitud positiva?

Por supuesto que no. Muchos problemas son graves o demasiado complejos para poder afrontarlos y resolverlos con una actitud positiva o por uno mismo/a. Es muy habitual que cuando una persona llega a terapia lleve semanas, meses o años intentando resolver el problema sin éxito. El solicitar ayuda psicológica profesional, no significa ser incompetente o débil a la hora de enfrentarse a las cuestiones de la vida diaria. Es más, buscar ayuda es una prueba de que ser una persona capaz de reconocer una dificultad y de utilizar los medios al alcance para resolverlos antes de que se cronifiquen o empeoren. Al igual que las personas no contamos con los conocimientos para resolver un problema médico, tampoco contamos con todas las herramientas necesarias para poder hacer frente a problemas y situaciones complejas de la vida que muchas veces no es sencillo resolver.

¿Cuántas sesiones de psicoterapia son necesarias?

Cada persona es única, al igual que sus circunstancias. Es por esto que cada uno/a reacciona de forma diferente al proceso terapéutico. El número de sesiones necesarias dependerá de: el tipo del problema que se presente y el tiempo que hace que apareció, lo arraigado que esté, de las características personales de cada uno/a, la actitud que se toma ante el tratamiento y las tareas propuestas por el terapeuta, el tipo de terapia que se escoja, etc. Cuanto más se trabaje y mejor sea la predisposición al tratamiento más corto será éste. Desde el modelo de psicoterapia breve se considera que la duración normal es de 10 a 30 sesiones, aunque como hemos dicho esto puede variar.

¿Qué significa que un modelo de trabajo en psicología sea integrador y no ecléctico?

La psicología en general y la psicología aplicada a la salud en particular se ha basado históricamente en distintos modelos teóricos sobre los que se han elaborado diferentes técnicas de intervención terapéuticas para tratar los síntomas y el sufrimiento de las personas tratadas. Algunos modelos de trabajo, como el que se presenta en esta página web, se basan en la aplicación de técnicas procedentes de varios modelos teóricos basándose en su eficacia y su adecuación para tratar las dolencias que se presentan en los y las pacientes. No obstante, la elección y combinación de dichas técnicas no se hace nunca de forma aleatoria (ecléctica), sino basándose en unos principios sólidos de calidad y adaptación (integradora).

 

¿Te quedan dudas? No te lo pienses, pregúntame.