Atención psicológica estés donde estés

Vivir en otro país, lejos de los valores culturales en los que hemos crecido o aprendido puede ser una gran aventura que puede llegar a ser muy difícil de afrontar. El clima, el idioma, la distancia de los seres queridos, la dificultad para conocer gente o encontrar trabajo son algunos de los aspectos que la psicología ha denominado estresores vitales y que pueden desestabilizar y dar lugar a sintomatología muy diversa.
Algunos síntomas que pueden necesitar atención psicológica y que pueden estar asociados a la migración (sea por la causa que sea: familiar, económica, educativa, etc.) son:
– decaimiento
– ansiedad
– dificultades para dormir o descansar bien
– apetito excesivo o poco apetito
– cambios de humor
– dolores de cabeza
– molestias abdominales
– malestar físico no asociado a una patología fisiológica
– sensación de soledad aun en compañía
– ideas de muerte o suicidio
Migrar conlleva un duelo por el que hay que pasar siempre que se cambia de lugar de residencia (también al regresar al lugar de origen), pero algunas veces es necesario contar con ayuda especializada para hacerlo sin sufrimiento.
Para poner solución o consultar sobre esto o cualquier tema relacionado con el malestar psicológico, ponte en contacto conmigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *